Levantan, golpean, insultan y torturan marinos a dos inocentes mujeres en Bahía de Banderas

 

Elementos de la Marina Armada les dieron levantón, golpearon, insultaron y torturaron a dos mujeres, la noche del sábado 23.

Una de las víctimas de esta salvaje acción denunció los hechos ante los medios de comunicación locales y en la agencia del ministerio público de Valle de Banderas, la mañana de este lunes, precisamente cuando se celebra el Día Internacional de Lucha Contra la Violencia hacia las Mujeres.

Dijo que ella llegó al Oxxo que se encuentra junto a la gasolinera de la entrada del fraccionamiento Palma Real, en el poblado de San Vicente, a hacer unas compras y que al salir se encontró con una amiga que tenía mucho tiempo sin ver, por lo que se sentaron a platicar. Fue en ese momento que pasaron varios vehículos de policías, militares y marinos, y que al pararse una camioneta bajaron dos uniformados, se les acercaron y les preguntaron quién de ellas era «Laura».

Las mujeres contestaron que ninguna era «Laura» y entonces las jalaron hacia la parte de la tienda que no se ve desde la gasolinera y allí los marinos se pusieron más violentos, pues uno de ellos cacheteó a su amiga y la jaló del cabello. Como ellas seguían negando ser o conocer a la mentada «Laura», las obligaron a subir al vehículo oficial y con violencia las tumbaron en el piso donde las estuvieron pisando. Ellas desconocían a dónde las llevaban y cuando llegaron a un paraje solitario, las bajaron y les volvieron a dar golpes en la cara, las tumbaron, les presionaban el vientre con las botas y las pateaban. A la mujer que relató los hechos le reventaron una ceja y le dejaron un ojo morado, así como hematomas en todo el cuerpo. A su amiga la golpearon en el vientre, en el tórax y en la cabeza con un arma de fuego y amenazaron con dispararle para matarla si seguía diciendo que ella no era «Laura», todo enmedio de gritos e insultos.

Luego de un largo momento de insultos, golpes y jalones de cabelleras se bajó de otro vehículo una mujer uniformada y les esculcó las pertenencias de sus bolsos, sacó las credenciales y vio que efectivamente ninguna se llamaba «Laura», por lo que decidieron dejarlas ir, amenazándolas con matarlas si denunciaban la agresión, no sin antes obligarlas a rodear por caminos y brechas en el monte para regresar a una carretera o poblado.

Sangrando, sucias de lodo y tierra, golpeadas, heridas, humilladas, asustadas y despojadas de sus pertenencias y dinero, las dos mujeres lograron llegar al poblado El Porvenir y pidieron ayuda a las pocas personas que veían en la calle, pero nadie les ayudaba por las condiciones en que iban y tal vez no querían meterse en «broncas», hasta que un joven que iba pasando se apiadó de ellas y les prestó su celular para hacer una llamada.

La mujer llamó a su hermana y ésta fue a recogerlas.

Así las cosas, una de las víctima acudió este lunes por la mañana a poner una denuncia ante el agente del ministerio público de Valle de Banderas por los delitos que resulten y contra quienes casi las matan. También denunció los hechos ante los medios de comunicación para hacer responsables a los elementos de la Marina y/o Guardia Nacional si algo más llega a pasarle a ella, a su familia o sus bienes, y anunció que también acudirá a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para pedir justicia para ella y su amiga, y castigo para los cobardes que las agredieron salvajemente.

Cabe señalar que la otra mujer no había sido localizada por celular hasta el momento en que se dio a conocer la salvaje agresión.

Comentarios