Aún preso, la fortuna de Caro Quintero floreció en Guadalajara

 

Ciudad de México.- Una nota publicada hoy en el diario El Universal da a conocer que mientras el narcotraficante Rafael Caro Quintero purgaba una condena de 40 años de prisión, su círculo íntimo de familiares y amigos crearon una red empresarial legalmente constituida de al menos 30 compañías, casi todas en Guadalajara, Jalisco.

La nota, firmada por Susana Zavala, asegura que todos los negocios abiertos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, fueron  dedicados a los sectores inmobiliario, de distribución de combustible, explotación minera, concesionarias de autos nuevos y usados, servicios en casetas telefónicas, restaurantes de moda y calzado hasta productos de belleza y spa.

Los negocios fueron creados con la participación de 25 miembros de confianza del otrora líder del extinto Cártel de Guadalajara, hoy prófugo de la justicia, y su círculo más íntimo, entre ellos 15 socios y 10 integrantes de su familia de los que destacan una esposa, cuatro hijos, un yerno, una nuera, y sus consuegros.

Extraoficialmente se sabe que el capo, de 67 años de edad, oriundo de Sinaloa, llegó a acumular una fortuna de casi 500 millones de dólares.

Caro Quintero fue arrestado en San José, capital de Costa Rica, el 4 de abril de 1985, acusado del asesinato del integrante de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) Enrique Kiki Camarena, y por otros delitos, por ello ingresó a la lista de los diez más buscados por el gobierno de Estados Unidos.

En abril del 2018, el buró federal de investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) incrementó la recompensa a 20 millones de dólares a quien proporcione datos que lleven a su captura ya que en agosto de 2013 obtuvo su libertad debido a fallas al debido proceso dictándole libertad anticipada luego de 28 años de reclusión.

El nombre del capo es una marca registrada

Además de la diversidad de negocios, el líder del alguna vez poderoso Cártel de Guadalajara se sumó desde 2017 a la lista de capos del narcotráfico que son un negocio en sí pues el nombre Rafael Caro Quintero es marca registrada, hecho que impide que esta denominación sea usada sin su consentimiento para servicios de entretenimiento, actividades deportivas y culturales, producción de programas de radio y televisión. También se le debe pedir autorización para material fotográfico, artículos de papelería así como material para artistas de dibujo, instrucción, didáctico para publicaciones impresas a menos que se paguen los derechos. El nombre de pila y ambos apellidos cuentan con 2 registros en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), aunque el capo no es el beneficiario titular sino su pareja sentimental y madre de su quinto hijo, Diana Altagracia Espinoza Aguilar, ex reina de belleza, quién es la dueña de la exclusividad para lucrar con el nombre y que fue presa en el penal Puente Grande por delincuencia organizada.

La oficina de control de activos extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), organismo de control financiero dependiente del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que rastrea las fortunas del dinero sucio del narcotráfico denunció la red familiar y de socios relacionada con Caro Quintero desde 2013 y en 2016.

El reportaje completo y la lista de las empresas señaladas por la OFAC se puede encontrar en este link: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/aun-preso-fortuna-de-caro-quintero-florecio

Comentarios