AMLO acusa a Carstens de ‘dar moches’ a diputados para aprobar presupuestos

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó al gerente general del Banco Internacional de Pagos, Agustín Carstens, de emplear sobornos para lograr la aprobación de los paquetes económicos cuando se desempeñó como secretario de Hacienda, durante el sexenio de Felipe Calderón.

 

En conferencia de prensa, López Obrador aseguró que ‘los moches’ iniciaron con Carstens, quien aspira a encabezar el Fondo Monetario Internacional, porque “repartía” entre los diputados para que aprobaran los presupuestos por unanimidad “como si fuera un mago”.

“Tiene fama de buen técnico, para los conservadores desde luego, y se está hablando de que puede ser el del Fondo Monetario Internacional. Me preguntaron en una entrevista antier, dije que como mexicano yo lo apoyaba, porque yo voy a apoyar siempre a los mexicanos, pero les voy a contar algo de Carstens.

“Era secretario de Hacienda y sacaba la aprobación de los presupuestos por unanimidad, todo el tiempo que estuvo de secretario de Hacienda por unanimidad le aprobaban su presupuesto ¿Cómo le hacía? ¡Era un mago!, ¡Repartía!, ahí empezó lo de las partidas de moche y luego ya se generalizó, se volvió práctica cotidiana, degeneró, pero con todas las fracciones de los partidos”.

En conferencia de prensa, López Obrador aseguró que en caso de que el economista mexicano sea postulado para encabezar el organismo internacional ofrecerá su respaldo “por ser mexicano”.

Cuando, dijo, logró la aprobación del presupuesto a cambio de prebendas lo criticó, pero los diputados seguían respaldándolo porque obtenían un beneficio que luego se volvió institucional hasta que con su gobierno se han acabado esas prácticas.

“Yo en ese tiempo estaba en la oposición y llegó el momento en que les dije a nuestros compañeros legisladores con todo respeto ‘oigan, no es posible ¿cómo aprueban todos el presupuesto?’ Estamos hablando de aquellos presupuestos, a partir de ahí, algunos me hicieron caso y ya habían 20 que se oponían de 500, 20, 30, porque para sacar los votos había acuerdos, se negociaba, por decir lo menos o decirlo amablemente”, resaltó.

Con información de Milenio.

Comentarios