Allanan la vivienda de la periodista Lydia Cacho; roban investigaciones de pederastia

Los sujetos robaron artículos de trabajo, incluyendo investigaciones de pederastia, destruyeron objetos y mataron a sus perras.

Quintana Roo.- La organización de derechos humanos Article 19 denunció que el domingo dos sujetos allanaron el domicilio de la periodista Lydia Cacho, “se trata de un acto de represalia por su ejercicio de defensa de derechos humanos y de su libertad de expresión”.

De acuerdo con el organismo, los agresores ingresaron a su domicilio en Puerto Morelos, Quintana Roo, cerca de las 18:30 h tras romper los cables de las cámaras de seguridad y desactivar la alarma.

Informes señalan que los sujetos robaron equipo de trabajo, incluyendo una grabadora de audio, 3 cámaras fotográficas, varias tarjetas de memoria, una computadora portátil, y 10 discos duros con información de alto interés público relacionada con casos de pederastia. Pese al hurto, la periodista cuenta con respaldos de dicha información en el extranjero.

“Además del robo de información, desordenaron su recamara, destrozaron objetos, entre ellos fotografías familiares y ropa interior, y mataron a una perra que protegía la casa y a otra la envenenaron”, detalló Article 19.

Estos hechos se registran, apuntó el organismo, en el marco de la búsqueda de justicia de Lydia Cacho por la tortura a la que fue sometida en 2005 por parte de un grupo criminal de poder encabezado por altos funcionarios y empresarios de los estados de Puebla y Quintana Roo.

“El Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró a México responsable por la violación a sus derechos humanos, por la tortura a la que fue sujeta y por la falta de debida diligencia en la investigación.

Todo esto como consecuencia de la publicación del libro ‘Los demonios del edén’ en el cual se exhibe una red de pederastas que opera en los Estados mencionados. La periodista, sin embargo, sigue investigando casos de su especialidad periodística”, expresó la organización.

Lydia Cacho consultó a expertos de seguridad tras el allanamiento, quienes le aseguraron que “iban por ella”; no obstante, la periodista no estaba en el lugar.

El organismo destacó que, como consecuencia del dictamen del CDH de la ONU, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) giró el 11 de abril órdenes de aprehensión contra el exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres; Kamel Nacif; Juan Sánchez Moreno y Hugo Adolfo Karam, por su posible responsabilidad como autores intelectuales de los actos de tortura cometidos contra la periodista.

“Para Article 19, las agresiones del día de ayer constituyen un ataque frontal a la búsqueda de justicia de Lydia, que ha llevado más de 14 años”, manifestó.

Recordó que en su momento, el Comité de Derechos Humanos señaló que los ataques cometidos contra Cacho fueron focalizados y con contenido discriminatorio en razón de género y connotación sexual.

“El mismo patrón sucedido en el 2005 se repite en las agresiones de ayer; la ruptura de fotos familiares, de su ropa íntima y el asesinato de su perra, pretenden dar un mensaje amenazador e intimidante para la periodista”, aseveró la organización.

Comentó que el allanamiento y la sustracción de material periodístico figuran como elementos intimidatorios que pretenden generar un efecto inhibidor en la labor de Lydia Cacho, “quien hoy es una referencia a nivel internacional sobre el ejercicio periodístico y la defensa de derechos humanos de las mujeres y la niñez”.

Finalmente, Article 19 exigió a la Secretaría de Gobernación y a la Fiscalía General de la República, especialmente a la FEADLE, se cumplan las garantías de no repetición, se garantice la seguridad y vida en todo momento de Lydia Cacho y se sancione a los responsables de estos hechos.

Con información de López-Dóriga Digital

Comentarios