Ejecutan al “HH” en Guadalajara, cabecilla de los Beltrán Leyva

Héctor Huerta Ríos era uno de los principales operadores del Cártel de los Beltrán Leyva en San Pedro, Nuevo León

Héctor Huerta Ríos, “El HH” o “La Burra”, quien se disputaba la plaza de San Pedro con otro líder del Cártel de los Beltrán Leyva, fue ejecutado en Guadalajara, informaron fuentes policiacas.

Las fuentes señalaron que con intercambio de información entre las corporaciones policiacas estatales y federales quedó plenamente confirmado el crimen de Huerta, que trascendió el mediodía de ayer.

Los hechos ocurrieron en el fraccionamiento Solares de Zapopan, donde conducía una camioneta azul de modelo reciente, y era acompañado por familiares suyos, entre ellos dos menores y una mujer.

Los dos menores -una niña de ocho años y un niño de dos años- presentan heridas por esquirlas de bala en la región occipital, según informó la coordinación de puestos de socorro. Ambos fueron llevados a un hospital particular, donde se les reporta como estables y fuera de peligro.

En tanto, la mujer, que se dijo su esposa, identificó a Héctor Huerta y refirió que los agresores fueron varios sujetos armados que huyeron en una camioneta de color blanco.

Uno de los informantes manifestó que las investigaciones sobre el asesinato apenas iniciaron y no se ha establecido el móvil del crimen de “El HH”.

Huerta había sobrevivido a un atentado a balazos en febrero de 1996 en la Colonia Azteca, en Guadalupe, cuando tenía 22 años de edad.

Su nombre y apodo resurgió en en el 2006, cuando se le señaló como principal sospechoso de orquestar de manera operativa la ejecución de Marcelo Garza y Garza, director de la Agencia Estatal de Investigaciones, el 5 de septiembre del 2006, en la Plaza Fátima, en San Pedro.

“La Burra”, considerado entonces el principal operador del Cártel de los Beltrán Leyva en San Pedro, fue capturado por el Ejército con varios cómplices, el 24 de marzo del 2009, en un lote de autos en el Centrito Valle.

No se tiene especificado desde cuándo obtuvo su libertad, pero autoridades de Nuevo León lo señalaban como el que se estaba disputando la plaza de San Pedro con Rodolfo Villarreal Hernández, “El Gato”.

La guerra entre los narcos desencadenó una serie de ejecuciones no sólo en San Pedro, sino en Monterrey y su área metropolitana.

Con información de Reforma.

Comentarios