Descubren procedimiento para que la sangre sea compatible con cualquier tipo

Canadá.- Investigadores de la Universidad Británica de Columbia, identificaron un grupo de enzimas capaces de convertir cualquier tipo de sangre en el Tipo O, de uso universal. Aquí te contamos la importancia de este tremendo avance.

Hace varios años que el investigador y profesor de química en la Universidad Británica de Columbia (Canadá), Stephen Withers, se encuentra trabajando en la búsqueda de una técnica que permita transformar cualquier tipo de sangre en Tipo O, también llamada sangre universal.

Una persona con tipo de sangre O- solo puede recibir transfusiones de alguien que tampoco tenga antígenos, no obstante, la sangre de Tipo O negativo la puede recibir cualquier persona del mundo. Esto, porque no tiene ninguno de los marcadores que pueden desencadenar una reacción del sistema inmunitario (ni antígenos, ni factor Rh), lo que convierte a las personas con este tipo de sangre, en donantes perfectos y solicitados por los bancos de sangre, porque son considerados donantes universales. Pueden donar a cualquiera, pero para recibir son muy exclusivos.

“Los antígenos pueden desencadenar una respuesta inmune si son extraños para el cuerpo, por lo que los pacientes con transfusión deben recibir su propio tipo de sangre o el Tipo O para evitar una reacción. Es por eso que la sangre O es tan importante”. Al eliminar los antígenos de la sangre mediante el método propuesto por Withers, esta se transforma en Tipo O y serviría para todos.

Para llegar a este descubrimiento, los investigadores tomaron muestras de ADN de millones de microorganismos, buscando un entorno donde pudieran estar las enzimas que necesitaban para descomponer a los antígenos y transformar la sangre a Tipo O. Fue así como descubrieron que la respuesta estaba en el mismo cuerpo humano. Se dieron cuenta de que el intestino produce una enzima natural que ayuda en la digestión de carbohidratos, y los antígenos son fundamentalmente carbohidratos y azúcares. “Descubrimos que eran capaces de realizar una acción similar con antígenos sanguíneos”, explica Withers.

Entonces, aislaron esas enzimas y las multiplicaron por medio de la clonación para poder eliminar mucho más rápido los antígenos de cualquier tipo de sangre.

“Por supuesto, tendrá que pasar por muchos ensayos clínicos para asegurarse de que no tenga consecuencias adversas, pero se ve muy prometedor”, asegura.

Comentarios