Brote infeccioso en hospitales de Guadalajara afecta a 52 personas

En hospitales de esta ciudad surgió un brote infeccioso con la bacteria Leclercia Adercaboxylata que ya afectó a 52 personas, entre las que hay recién nacidos, informó la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

La mayoría está en condiciones graves de salud y se analiza un caso en que la infección habría causado la muerte.
Los síntomas de esta infección que afecta el torrente sanguíneo son fiebre, dificultades respiratorias y pérdida de peso en los recién nacidos.

Las autoridades suponen que el origen del brote puede estar en las preparaciones alimenticias que se suministran a los recién nacidos vía intravenosa.

Casos en nueve hospitales
Hasta ahora se han presentado casos en nueve hospitales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, la mayoría públicos.

Mario Márquez Amezcua, director de Promoción y Prevención de la SSJ señaló que 42 de los afectados son niños menores de 11 meses y hay cuatro adultos mayores de 45 años.

Los afectados están en aislamiento para evitar la propagación del mal, la mayoría está en condiciones graves, por lo que, según Márquez Amezcua, es probable que algunos mueran.

Toman medidas para evitar la propagación
La Secretaría de Salud del gobierno federal ya tiene conocimiento del brote infeccioso y se han tomado medidas para evitar su propagación, aseguró Fernando Petersen Aranguren, secretario de Salud de Jalisco.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) realiza estudios e inspecciones para corroborar si el origen de la infección está en las Nutriciones Parenterales Totales (NPT) suministradas en los diversos hospitales de Guadalajara y que podrían estar contaminadas.

Alimentación de bebés
Se ha detectado que las preparaciones que posiblemente estén contaminadas fueron suministradas por la empresa SAFE Centro de Mezclas, por lo que se hará una verificación sanitaria por parte de Cofepris.

La bacteria Leclercia Adercaboxylata es un organismo que vive en la flora intestinal de animales y humanos, y aunque las infecciones intrahospitalarias por esta bacteria son poco frecuentes, la falta de control representa un problema de salud pública ya que se puede contagiar de persona a persona.

Comentarios